YES! Magazine Nominated for General Excellence. Read All About It.
Sections
Home » Issues » Felicidad Sostenible » Cafetería obrera ofrece comida local, espacio para hablar

Nonprofit. Independent. Subscriber-supported. DONATE. How you can support our work.

Get a FREE Issue. Yes! I want to try YES! Magazine

YES! by Email
Join over 78,000 others already signed up for FREE YES! news.
[SAMPLE]
link

HomeBannerAd_Bookshelf

The YES! ChicoBag(R). Full-size tote that fits in your pocket!

 

Cafetería obrera ofrece comida local, espacio para hablar

Obreros en un café. Dibujo por Rini Templeton, www.riniart.org
Obreros en un café. Dibujo por Rini Templeton, www.riniart.org
En un mundo estructurado como una jerarquía, infundido con la desigualdad y dominado por elites, las políticas progresistas tienen que enfocarse en lo que necesita ser destruido. Pero igual de importante es el proceso de construir alternativas para sustituir este sistema de explotación. ¿Qué tipo de instituciones pueden satisfacer necesidades humanas en vez de servir al deseo de lucro y poder de unos pocos?

Cuando somos honestos acerca de la profundidad y el alcance de los problemas que enfrentamos hoy en día, cuando abandonamos las fantasías de que las fuerzas del mercado o los políticos nos llevarán a la tierra prometida, estos proyectos de construcción se vuelven aún más importantes.

Aquí en Austin, Texas, estamos involucrados en uno de esos experimentos. Aunque se encuentra en su infancia, escribimos sobre él tanto para sugerir a otros el considerar proyectos similares como para solicitar comentarios de aquellos que han sido exitosos en tales esfuerzos. Al planear una cafetería de propiedad y gestión obreras que sea el núcleo de un centro social progresista, reconocemos que otros en el movimiento cooperativo ya han estado donde ahora estamos nosotros.

Austin se enorgullece de su compromiso con las empresas de propiedad local, de sus consumidores socialmente concientes y de sus políticas progresistas. Nuestra esperanza es que “Piqueteros” (nombre extraído del movimiento de trabajadores desempleados y subempleados en Argentina) encarnará todas esas cualidades y más a través de una cafetería de propiedad y gestión obreras, una de las pocas que operan en Estados Unidos, y la primera de su clase en Austin. Durante la última década, una red de empresas administradas por sus dueños trabajadores ha emergido en Austin, incluyendo un centro de reciclaje, una tienda de segunda mano, una cervecería artesanal y una librería. Piqueteros busca complementar este movimiento creciente de empresas cooperativas.

Nuestro objetivo es ofrecer comida sana al precio más bajo posible usando ingredientes de temporada locales, pero también proporcionar un espacio comunal para que la gente se concientice sobre los asuntos apremiantes actuales. Aunque podría sonar un poco artificial para aquellos que no conocen la historia de lucha de personas comunes por su dignidad (esto es, para aquellos que creen en la historia capitalista que dice que necesitamos corporaciones para ser productivos), nos esforzamos por ser un ejemplo exitoso de ética, negocios no jerárquicos, construyendo en base a la energía y pasión de los compañeros trabajadores y de la comunidad que nos rodea.

La autogestión obrera ofrece una poderosa alternativa a la explotación, la jerarquía y la codicia de los sistemas de gestión corporativa. Si bien el capitalismo sistemáticamente debilita la habilidad de los empleados para participar en las decisiones del lugar de trabajo, las cooperativas obreras, adquiridas y operadas por los trabajadores por sí mismos, nos permite practicar la democracia directa y nutrir nuestra capacidad humana para autogobernarse.

Tenemos mucho trabajo para hacer de Piqueteros una realidad. Pero este tipo de trabajo ha ayudado a crear un mundo más progresista en el pasado y puede animar nuestras políticas en el presente.

Cuando criticamos al capitalismo, la gente a menudo responde con una pregunta razonable: ¿Qué sistema pondrías en su lugar? Nadie debería pretender tener un sistema económico completamente desarrollado que podamos simplemente tomar del estante y aplicarlo. Una economía justa y sostenible será construida, no impuesta. Experimentos tales como Piqueteros son parte de ese proyecto de construcción.



Robert Jensen and Carlos Pérez de Alejo escribieron este artículo para Felicidad Sostenible, la edición del invierno 2009 de YES! Magazine. Robert es profesor de periodismo en la Universidad de Texas en Austin, y Carlos es un activista y periodista independiente que vive en Austin.Photos of Robert Jensen and Carlos PÈrez de Alejo
spacer
YES! Magazine :: Imágen de otros artÌculos de nuestra edición del invierno 2009: Felicidad Sostenible
spacer
Creative Commons License YES! Magazine te invita a usar este artÌculo de forma gratuita, siguiendo estos pasos f·ciles.

Email Signup
Felicidad Sostenible
Comment on this article

How to add a commentCommenting Policy

comments powered by Disqus


You won’t see any commercial ads in YES!, in print or on this website.
That means, we rely on support from our readers.

||   SUBSCRIBE    ||   GIVE A GIFT   ||   DONATE   ||
Independent. Nonprofit. Subscriber-supported.




Subscribe Generic Utne Award

Personal tools