YES! Magazine Nominated for General Excellence. Read All About It.
Sections
Home » Issues » Rebelión Espiritual » Justicia Café

Get a FREE Issue. Yes! I want to try YES! Magazine

Nonprofit. Independent. Subscriber-supported. DONATE. How you can support our work.

YES! by Email
Join over 78,000 others already signed up for FREE YES! news.
[SAMPLE]

Town Hall Sidebar

The YES! ChicoBag(R). Full-size tote that fits in your pocket!

 

Justicia Café

Cafeteros musulmanes, judíos y cristianos producen “mirembe kawomera” — paz deliciosa.

El café Mirembe Kawomera produce un sobresalto doble.
 
Primero, está la cafeína, pero justo detrás de su fuerte sabor llega otra sorpresa al enterarnos de que estos granos arábigos fueron vendidos por una alianza creada entre granjeros Ugandeses musulmanes, cristianos y judíos.

Esta cooperativa singular en la región Mbale de Uganda es Mirembe Kawomera — “Paz Deliciosa”. Su café llega al mercado mediante un sistema de Comercio Justo, distribuido por Thanksgiving Coffee, una empresa de Fort Bragg, California, especializada en productos orgánicos y de Comercio Justo.

Al agruparse para formar una relación de Comercio Justo, los granjeros ahora logran obtener suficientes beneficios de las ventas para cubrir las necesidades básicas de sus familias — un fuerte contraste con las penurias que implica intentar vender café, de forma individual, a grandes compradores corporativos en un mercado mundial saturado. La mejor situación ha endulzado, a su vez, las relaciones entre la única comunidad judía existente en Mbale y sus vecinos musulmanes y cristianos, más numerosos.

La idea de formar una cooperativa cafetera fue generada por primera vez por el líder de la comunidad judía J.J. Keki como una táctica de supervivencia económica. En 1999, se produjo una crisis mundial del café, causada por una super-producción en los nuevos mercados de Brasil y Vietnam, que hicieron caer en picada a los precios.

En 2004, Keki fue de puerta en puerta, animando a los granjeros de las diversas creencias a unirse. Esta alianza sería la primera; las relaciones entre las diversas comunidades religiosas habían sido restringidas desde el establecimiento de la comunidad judía ugandesa en 1919, cuando el carismático general Semei Kakungulu y sus seguidores se convirtieron al judaísmo, en vez de abrazar al Cristianismo profesado por los británicos.

 “El problema más serio para nosotros es la discriminación religiosa,” dice Keki. “En Uganda, a un judío se le llama ‘asesino de Cristo.' A veces hemos fallado en entrevistas de trabajo sólo porque somos judíos.” Y los musulmanes Ugandeses, dice Keki, creen que los judíos han sido abandonados por Dios.

Keki puede recordar también cómo su padre, durante el régimen de Idi Amin en los ‘70s, por muy poco evitó el castigo cuando fue atrapado mientras estudiaba la Tora, que estaba prohibida. Afortunadamente, dice Keki, las autoridades estuvieron dispuestas a aceptar un soborno de cinco cabras a cambio de la vida de su padre.

Pero la historia de discriminación tenía que volverse menos importante que las preocupaciones del presente si los granjeros de Mbale deseaban sobrevivir en 2004. Keki, que había sido apoyado por musulmanes y cristianos, como también por los judíos, fue considerado un líder creíble al ganar un asiento en el consejo del sub-condado Namanyonyi en 2002. Ahora, 400 granjeros de las tres creencias se han unido para formar la cooperativa cafetera.

 “Intercambiamos ideas,” dice Keki, “ y a través de debates participativos surgió la Cooperativa Mirembe Kawomera.”

Los diversos grupos religiosos se acercaron, dice Keki, al enfocarse en aquello que los unía. “Observamos las cosas en común que se reflejaban en los libros sagrados,” dice Keki. “Por ejemplo, nos dimos cuenta de que todos saludamos con la palabra ‘paz': shalom, salaam, mirembe.”

El próximo paso fue encontrar un mercado. Mirembe Kawomera dió un salto cuando intervino la vocalista Laura Wetzler. Wetzler se enteró de los judíos ugandeses a mediados de los ‘90s, al escuchar música hebrea-africana en la radio pública.

Wetzler dijo. “Tomé nota y conseguí la cinta. Me aprendí todas las canciones, y empecé a contar las historias de los Abayudaya en mis conciertos.” Como coordinadora de Kulanu, una organización judía sin fines de lucro que desarrolla proyectos comunitarios, Wetzler tenía el mandato de ayudar a Mirembe Kawomera a encontrar un mercado para su café. Hizo 40 llamadas telefónicas antes de que el presidente de Thanksgiving Coffee, Paul Katzeff, acordara comprarle los granos.

Luego, Wetzler encontró una cooperativa cerca de Mbale que ya había obtenido la onerosa certificación de Comercio Justo que el café necesitaría para ser vendido a través de Thanksgiving. La Cooperativa Mirembe Kawomera compraría el producto de los granjeros, que luego sería procesado por la cooperativa cercana y enviado a California.

Katzeff garantiza a los granjeros una tarifa de entre 20 y 40 centavos más alta, por libra de producto, que el café comercializado en forma convencional. Esto permite que el producto sea, con seguridad, lucrativo para los granjeros. Así mismo, hay otros beneficios de Comercio Justo. Mirembe Kawomera puede contar con el compromiso de Katzeff para continuar con una extendida relación comercial, en vez de lidiar con la inseguridad constante de estar buscando un mercado en cada estación. Y Thanksgiving, como otros compradores de Comercio Justo, contribuye regularmente a proyectos de desarrollo comunitarios en Mbale. La contribución de Thanksgiving de un dólar por cada paquete vendido, recientemente ayudó a abrir y financiar una escuela allí. La cooperativa de Comercio Justo ha sido tan exitosa, que Keki desea verla replicada.

 “Tenemos la esperanza de transformar a esta cooperativa en un modelo que respalde el desarrollo en las comunidades,” dijo. “También esperamos que otras cooperativas emulen los principios de Mirembe y den lugar a una coexistencia pacífica. Estamos marchando mucho mejor. No podrías creer la paz y la armonía que esta comunidad ha disfrutado desde que se formó la sociedad cooperativa.”

Dee Axelrod es editora senior de YES!

Para aprender más sobre Mirembe Kawomera, visita www.thanksgivingcoffee.com, y www.kulanu.org (en inglés).
Email Signup
Rebelión Espiritual
Comment on this article

How to add a commentCommenting Policy

comments powered by Disqus


You won’t see any commercial ads in YES!, in print or on this website.
That means, we rely on support from our readers.

||   SUBSCRIBE    ||   GIVE A GIFT   ||   DONATE   ||
Independent. Nonprofit. Subscriber-supported.




Subscribe

Personal tools