YES! Magazine Nominated for General Excellence. Read All About It.
Sections
Home » Issues » Soluciones para el cambio climático » Un transporte sin emisiones de carbono

Get a FREE Issue. Yes! I want to try YES! Magazine

Nonprofit. Independent. Subscriber-supported. DONATE. How you can support our work.

YES! by Email
Join over 78,000 others already signed up for FREE YES! news.
[SAMPLE]

Town Hall Sidebar

The YES! ChicoBag(R). Full-size tote that fits in your pocket!

 

Un transporte sin emisiones de carbono

Qué podemos hacer acerca del transporte :: Pies, bicicletas, autobuses y una flota completamente eléctrica.

Los Estados Unidos emiten el equivalente a 7.26 billones de toneladas de CO2 anuales.
Su sistema de transporte contribuye con 2.01 billones.

Foto por Amanda Kovattana, amandakovattana.blogspot.com
Dentro de un auto eléctrico Sparrow.
Foto por Amanda Kovattana, amandakovattana.blogspot.com
Hace diez años, mucha gente creía que el combustible del transporte del futuro sería el hidrógeno. Luego llegó la esperanza de los biocombustibles. Hoy, ambos sueños se han ido, arruinados frente a la realidad de sus ecuaciones energéticas de ciclo de vida completo y fuentes no-sustentables.

Todavía seguirá habiendo un papel para el hidrógeno, y para el biocombustible, donde pueda ser cosechado sustentablemente de aguas residuales, algas, algas marinas y pasto de las praderas. El ganador emergente, sin embargo, es la electricidad. El vehículo eléctrico, lejos de estar muerto, está renaciendo bajo dos formas: como eléctricos puros por Tesla, G-Wiz, y MODEM, y como un Vehículo Eléctrico Híbrido plug-in.

Sin embargo, nuestra exploración del viaje post-carbono debería empezar con nuestras piernas. Nuestros antepasados caminaron por todo el planeta, así que reclamemos el derecho de caminar con seguridad y belleza sobre nuestra Tierra. Rediseñemos nuestras comunidades y suburbios con caminos sinuosos que conduzcan a bosques y tiendas rurales. Si el 5 por ciento de nuestros viajes post-carbono se realizaran a pie, eso representa una reducción del 5 por ciento en nuestras necesidades de combustible líquido.

Luego viene la bicicleta. En Copenhague, Dinamarca, el 33 por ciento de los viajantes van en bicicleta al trabajo. En Davis, California, donde han estado construyendo bici-sendas desde 1960, el 17 por ciento de los viajantes hacen lo mismo. En París, el gobierno ha puesto 20.000 bicicletas Vélib' (“vélo liberté” o “bicicleta libertad”) en las calles de la ciudad para que cualquiera pueda usarlas por un pequeño precio. Si tus músculos te duelen, una rápida adaptación eléctrica podrá hacer que tu bicicleta vuele por las colinas. En los inviernos cubiertos de nieve, los ciclistas pasean con neumáticos con clavos. Si el 10 por ciento de nuestros viajes son en bicicleta, eso es un incremento acumulativo del 15 por ciento de reducción.

Luego está el tránsito. Boulder, Colorado, ha rediseñado su servicio para hacer a los autobuses más pequeños y más frecuentes—multiplicando el número de pasajeros por cinco. Hasselt, Bélgica, ha hecho sus autobuses gratis, pagados por impuestos de la ciudad—multiplicando el número de pasajeros por diez. En ciudades amigables con el peatón, los autobuses tienen GPS y horarios electrónicos, para que sepas exactamente cuándo vienen. Necesitamos hacer una enorme inversión pública en el tránsito: autobuses de tránsito rápido (como el tránsito ferroviario liviano, pero en rutas regulares) y lujosos vagones de pasajeros con conexiones para laptops y frapuchinos. Si el 20 por ciento de nuestros viajes son así, ése es un incremento del 35 por ciento de reducción, pero ya que los autobuses híbridos siguen necesitando combustible líquido, calculemos un 30 por ciento.

Agrega al tele-trabajo y a la tele-conferencia para un 5 por ciento, más trenes, comunes y de alta velocidad, por otro 5 por ciento, y viajes compartidos por otro tanto, y habremos reducido nuestra necesidad de combustible líquido un 45 por ciento.

Ahora le toca a los autos. Ya que el 80 por ciento de los viajes en auto que realizamos están dentro del alcance de una batería de un vehículo eléctrico, esto puede reducir más aún nuestra necesidad de combustible líquido. Si usamos modernos materiales livianos, recortando el peso de un vehículo tanto como un 80 por ciento, la demanda desciende hasta cerca de un 5 por ciento, el cual podría ser cubierto por biocombustibles obtenidos de desperdicios o algas.

Para reducir la necesidad del transporte de cargas de larga distancia, necesitamos reconstruir nuestras economías locales para satisfacer la mayoría de nuestras necesidades, y usar camiones híbridos a base de biocombustibles, mejorados por hidrógeno, para lo que quede. Para el transporte marino, la respuesta podría ser SkySails de energía eólica, e hidrógeno cosechado en plataformas marítimas obtenido del sol, el viento y las olas. Para volar, tal vez lentos dirigibles de helio a base de biocombustibles, pero aparte de esto, no hay soluciones fáciles.

Hace cien años, la mayoría de la gente viajaba caminando, o montando a caballo. La era del carbón nos ha proveído con un escalón entre el pasado y el futuro. Es tiempo de dejarlo atrás, y continuar hacia el futuro.


Guy Dauncey escribió este artículo como parte de ¡Paremos el calentamiento global, ya!, el número de primavera de 2008 de YES! Magazine. Guy es orador, organizador, asesor y autor junto con Patrick Mazza de Stormy Weather: 101 Solutions to Global Climate Change (Clima Tormentoso: 101 soluciones para el cambio climático global), New Society Publishers.
Traducción por Guillermo Wendorff.
Foto de Guy Dauncey
spacer
Imagen de otros articulos sobre el tema: Soluciones para nuestro clima
spacer
Creative Commons License YES! Magazine te invita a usar este artículo de forma gratuita, siguiendo estos pasos fáciles.

Email Signup
Soluciones para el cambio climático
Comment on this article

How to add a commentCommenting Policy

comments powered by Disqus


You won’t see any commercial ads in YES!, in print or on this website.
That means, we rely on support from our readers.

||   SUBSCRIBE    ||   GIVE A GIFT   ||   DONATE   ||
Independent. Nonprofit. Subscriber-supported.




Subscribe

Personal tools