YES! Magazine Nominated for General Excellence. Read All About It.
Sections
Home » Issues » Soluciones para el cambio climático » Los jóvenes sienten el poder

Get a FREE Issue. Yes! I want to try YES! Magazine

Nonprofit. Independent. Subscriber-supported. DONATE. How you can support our work.

YES! by Email
Join over 78,000 others already signed up for FREE YES! news.
[SAMPLE]

Town Hall Sidebar

The YES! ChicoBag(R). Full-size tote that fits in your pocket!

 

Los jóvenes sienten el poder

Ellos son los que más tienen que perder, pero tienen la energía para ganar.

Power Shift 2007. Foto por Shadia Fayne Wood
En Powershift 2007, en Noviembre, la gente joven puso a los políticos sobre aviso. Ellos quieren acción, no más retórica, sobre un problema que definirá sus vidas. Foto por Shadia Fayne Wood
“¿Mamá, qué es eso?” le preguntó una pequeña niña urgentemente a su madre. Yo estaba visitando el Museo Nacional de Historia Natural una mañana en Washington D.C., cuando escuché esta conversación.

“Es un oso polar, cariño” le respondió su madre después de ver una enorme fotografía de un oso polar aferrándose a los restos de un iceberg en el medio del vasto océano.

“¿Por qué se está derritiendo todo, mamá?” Mirando a su hija, la madre pareció reflexionar en la pregunta, y luego tan sólo se alejó, mientras su hijita miraba la foto boquiabierta.

Me sentí abrumada. Esto, en resumen, es como a los jóvenes se les deja un problema que en parte hemos creado nosotros.

Quise arrodillarme al lado de esta niña, y decirle que lo lamento. Lamento que tengamos que pelear por nuestro futuro. Lamento que niños de su edad ya estén muriendo por los impactos del cambio climático y de la extracción, procesamiento y uso de energía sucia en Nueva Orleáns, en Irak, en Detroit, en las reservas de nativos norteamericanos, etcétera. Quería explicarle las razones, porque es lo que nos corresponde hacer, como mínimo.

Y le quise decir que no está sola. Que hay todo un mundo de jóvenes movilizándose alrededor de este problema, y que nos estamos volviendo más fuertes.

El Movimiento de Jóvenes por el Clima empezó para mí en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable en 2002. Yo tenía 15 años, y estaba en Sudáfrica ayudando a bosquejar la Comisión Electoral de Jóvenes sobre Política Energética. No era la primera vez que había escuchado sobre el cambio climático, pero era la primera vez que los impactos se sintieron reales para mí. Escuché a los jóvenes que tenían sus propias historias personales de los impactos del cambio climático en sus vidas. Observé a los líderes políticos negociar mi futuro de una manera caótica. Esto me asustó hasta la médula, y me fue claro que algo tenía que hacerse.

Durante los años siguientes, trabajé con esos mismos jóvenes, y con muchos otros, para desarrollar la Coalición de Acción Energética, que une una diversidad de organizaciones lideradas por jóvenes para crear soluciones climáticas justas en universidades, comunidades y a nivel nacional.
Esa misma coalición prosiguió para crear el Desafío Universitario del Clima, una campaña en más de 700 universidades y secundarias en EE.UU. en apoyo a las soluciones climáticas justas.

Fueron muchos de estos mismos jóvenes los que formaron parte del grupo que ideó y trajo a la vida el PowerShift 2007 (Cambio de Poder), la primera cumbre nacional de jóvenes, pensada para resolver la crisis climática.

Los jóvenes están motivados. Tenemos la pasión, el entusiasmo, y ahora—mediante el intercambio de habilidades, las conferencias lideradas por jóvenes, las discusiones de paneles, y la convergencia de jóvenes sobre cambio climático más grande de la historia—tenemos las habilidades y el conocimiento para hacer realidad nuestra visión.

Como jóvenes, estamos peleando literalmente por nuestras vidas. Pertenecemos a comunidades que ya sienten el impacto del cambio climático, y somos la generación que tiene más para perder.

Estamos asustados de la desestabilización de nuestro clima, pero también vemos esto como una oportunidad para cambiar nuestra sociedad y ser aliados con la gente que está especialmente afectada por el cambio climática—comunidades de color, comunidades indígenas y comunidades de bajos ingresos.

Los jóvenes están cansados de vivir en un sistema roto construido sobre la espalda del racismo. Y estamos listos para esta oportunidad de cambiar los sistemas para servir realmente a la gente—a toda la gente.

En noviembre, 6.000 de nosotros nos reunimos en Washington D.C., para el PowerShift 2007. ¿Cómo fue?

PowerShift 2007 fue una transformación que pudimos sentir en nuestros estómagos. Hablamos hasta tarde en la noche, cuestionando lo que sabíamos y siendo sinceros sobre lo que estamos construyendo. Participamos en el día de cabildeo más grande sobre el calentamiento global, exigiendo que cualquier legislación sobre el clima incluya 5 millones de nuevos trabajos verdes, una moratoria sobre la plantas de energía basadas en carbón, y una reducción de las emisiones por combustible fósil de un 80 por ciento para 2050, y de 40 por ciento para 2020. Esto no es el ideal; es lo necesario. Bailamos en el patio delantero del Capitolio de los Estados Unidos de América. Vinimos de todo el país y de distintas partes del mundo para ser parte de esto. PowerShift 2007 fue una emoción lo suficientemente palpable como para usarla de prenda.

Aún si nos estamos juntando por miles, por cientos, o por puñados, estamos descubriendo nuestro potencial como activistas climáticos. Experimentamos nuestro poder, y sentimos el amor el uno por el otro. El movimiento está vivo y respirando el aire contaminado todo a nuestro alrededor.

El impulso está en aumento. Mi generación supera a los baby-boomers por 3 millones, y somos el grupo de edad más grande en los Estados Unidos. Estamos en cada distrito del congreso, y las encuestas demuestran que los jóvenes están saliendo a votar en cantidades más grandes que nunca antes.
Y nos estamos organizando. Aquí en los Estados Unidos, si nuestros representantes no están haciendo su trabajo de presionar por soluciones justas y audaces sobre el clima para todas las personas, entonces deberían empezar a leer los anuncios clasificados y prepararse para Noviembre 2008.

Debemos, cada uno, cargar con este fuego ardiente dentro nuestro mientras trabajamos en nuestras comunidades locales, recordando de cuidarlo y de cuidarnos a nosotros mismos para que no se consuma. Nuestro movimiento permanece fuerte cuando nosotros somos fuertes. Así que comparte tus cenas, tus miedos y tus esperanzas. Ama a aquellos alrededor tuyo, para que podamos tener un verdadero cambio de poder.


Shadia Fayne Wood Shadia Fayne Wood escribió este artículo como parte de ¡Paremos el calentamiento global ya!, la edición de Primavera 2008 de YES! Magazine. Shadia, de 20 años, es editora de www.itsgettinghotinhere.org, Mensajes del Movimiento Global de Jóvenes sobre el Clima. Es organizadora y fotoperiodista.
Traducción por Guillermo Wendorff
Foto de Shadia Fayne Wood
spacer
Imagen de otros articulos sobre el tema: Soluciones para nuestro clima
spacer
Creative Commons License YES! Magazine te invita a usar este artículo de forma gratuita, siguiendo estos pasos fáciles.
Email Signup
Soluciones para el cambio climático
Comment on this article

How to add a commentCommenting Policy

comments powered by Disqus


You won’t see any commercial ads in YES!, in print or on this website.
That means, we rely on support from our readers.

||   SUBSCRIBE    ||   GIVE A GIFT   ||   DONATE   ||
Independent. Nonprofit. Subscriber-supported.




Subscribe

Personal tools