YES! Magazine Nominated for General Excellence. Read All About It.
Sections
Home » Issues » Una política exterior justa » Los candidatos para el Congreso muestran la salida

Get a FREE Issue. Yes! I want to try YES! Magazine

Nonprofit. Independent. Subscriber-supported. DONATE. How you can support our work.

YES! by Email
Join over 78,000 others already signed up for FREE YES! news.
[SAMPLE]

Town Hall Sidebar

The YES! ChicoBag(R). Full-size tote that fits in your pocket!

 

Los candidatos para el Congreso muestran la salida

La elección de mitad período de 2006 envió una señal clara: los estadounidenses quieren irse de Irak. A medida que la ocupación se prolonga, 10 candidatos para el Congreso de EE.UU. anuncian un plan para traer a casa todas las tropas.

Darcy Burner es uno de los diez candidatos para el Congreso de EE.UU. detrás del
Darcy Burner es uno de los diez candidatos para el Congreso de EE.UU. detrás del "Plan responsable para poner fin a la guerra en Irak"."
Los planes de “cómo salir de Irak” han proliferado en los últimos cinco años. La mayoría de los planes propuestos por los Demócratas han desbordado con la retórica encaminada a meter puntos contra el presidente George W. Bush en lugar de resolver los detalles difíciles de cómo poner fin a la ocupación y qué hacer con sus repercusiones.

Diez candidatos demócratas para el Congreso justamente han cambiado eso con el anuncio de un plan que incluye una visión estratégica, tanto para llevar la guerra de Irak a su fin como para evitar futuras "Iraks".

Liderados por Darcy Burner, un candidato para el Congreso de EE.UU. del estado de Washington, y otros nueve candidatos, el "Plan responsable para poner fin a la guerra en Irak" tiene muchos elementos en común con otras iniciativas que buscan poner fin a la guerra. Se retirarían las tropas, se crearía una "oleada diplomática", y se prestaría socorro a los refugiados.

Sin embargo, difiere notablemente en la cuestión del alcance de la retirada. Por ejemplo, los planes de los candidatos presidenciales Barack Obama y Hillary Clinton preven la retirada de las tropas de “combate”, pero dejarían de 30.000 a 60.000 soldados para operaciones de contrainsurgencia y entrenamiento militar. El Plan Responsable rechaza una estrategia de este tipo diciendo: "la presencia continua en Irak de las llamadas ‘fuerzas residuales’… sería un error".

Los 10 candidatos aseveran que las fuerzas residuales estarían en la misma posición en las que las fuerzas de EE.UU. están en la actualidad: serían el blanco de los insurgentes, se involucrarían inevitablemente en las disputas políticas internas de Irak, y las tropas de EE.UU. seguirían luchando junto a los iraquíes fuera del control de EE.UU.

El plan sobresale en su comprensión del papel que Estados Unidos tiene que desempeñar luego de la retirada. Hace un llamamiento para introducir cambios fundamentales en el Departamento de Estado para mejorar su capacidad para la construcción de la nación y el compromiso diplomático. Lo que es más importante, exige fuertes esfuerzos internacionales para reiniciar la reconstrucción. Mientras que muchos de los legisladores en Washington, como los senadores Carl Levin (D-MI) y John Warner (R-VA), están demandando a los iraquíes que paguen por su propia reconstrucción, los autores del Plan Responsable enfatizan la necesidad de un programa masivo de creación de fuentes de trabajo apoyado por Estados Unidos y la comunidad internacional para reconstruir el país.

Para reducir las posibilidades de futuras guerras al estilo de Irak, el plan aboga por una reducción del poder de la rama ejecutiva y un realineamiento de poder entre las tres ramas del gobierno. El plan dice que las declaraciones firmadas por el presidente deberían ser eliminadas, la financiación de la guerra debería integrarse en el proceso presupuestario normal, y el espionaje sin autorización sobre los ciudadanos de EE.UU. debería terminar.

Al igual que todas las propuestas de retirada, el plan no es perfecto. Su déficit más notable es que no fija un calendario para la retirada, y no propone los niveles de gasto para la reconstrucción de Irak. Asimismo, no aborda los desafíos a largo plazo que presenta al-Qaeda en la región.

A pesar de estas deficiencias, el esfuerzo es notable ya que trata de poner de nuevo a Irak en el debate público durante la elección. Mientras la cobertura de los males económicos de la nación eclipsó la guerra, muchos encuestadores Demócratas urgieron a que los candidatos cambien sus mensajes. Pero los 10 autores del plan, y los otros 40 candidatos para la Cámara y el Senado que lo han aprobado, son plenamente conscientes de que la campaña de 2006 del contrincante demócrata Ned Lamont cambió la opinión del público sobre Irak durante su carrera contra el senador Joe Lieberman en las elecciones primarias.

Con la divulgación de este plan, estos candidatos están tratando de mantener la presión por una retirada, aún cuando muchos en el Partido Demócrata están resignados a la espera de un nuevo presidente. De hecho, el Plan Responsable contiene referencias a no menos de 15 proyectos de ley existentes en la Cámara y el Senado que avanzarían la política de Irak si fueran aprobados hoy.

De ser elegidos, estos 50 miembros nuevos asumirían sus cargos con un plan claro y ejecutable, necesario para poner otra vez a nuestro país de vuelta en el camino correcto, y con una oportunidad para ofrecer al pueblo iraquí un nuevo comienzo. Le debemos a nuestro país, al mundo y a Irak nada menos que esto.


Erik Leaver escribió este artículo para Una política exterior justa, la edición de verano de 2008 de YES! Magazine. Erik Leaver es director en política de divulgación de Foreign Policy in Focus y un investigador en el Institute for Policy Studies.

Interesado? Lea el plan en www.responsibleplan.com (en inglés)

Traducción por Guillermo Wendorff.

Foto de Eric Leaver
spacer
Imagen de otros articulos sobre el tema: Politica exterior: Mas alla de la super potencia
spacer
Creative Commons License YES! Magazine te invita a usar este artículo de forma gratuita, siguiendo estos pasos fáciles.

Email Signup
Una política exterior justa
Comment on this article

How to add a commentCommenting Policy

comments powered by Disqus


You won’t see any commercial ads in YES!, in print or on this website.
That means, we rely on support from our readers.

||   SUBSCRIBE    ||   GIVE A GIFT   ||   DONATE   ||
Independent. Nonprofit. Subscriber-supported.




Subscribe

Personal tools