Sections
Home » Issues » Una política exterior justa » Cómo podría Irán ayudar a Estados Unidos

Get a FREE Issue. Yes! I want to try YES! Magazine

Nonprofit. Independent. Subscriber-supported. DONATE. How you can support our work.

YES! by Email
Join over 78,000 others already signed up for FREE YES! news.
[SAMPLE]

The YES! ChicoBag(R). Full-size tote that fits in your pocket!

 

Cómo podría Irán ayudar a Estados Unidos

Irán ayudó a Estados Unidos a derrocar al Talibán en Afganistán, y podría ayudar a traer la paz a Irak y la región. O, como algunos proponen, simplemente podríamos bombardearlos.

Mujeres de Teherán. Foto por Arash Shiva, www.insighta.com
FOTO ENSAYO: Ve la vida en Irán a través del lente de Arash Shiva
No te enterarías por el lenguaje agresivo proveniente de Washington, DC, y Teherán, pero la mayoría de los estadounidenses e iraníes estarían mejor si las tensiones entre nuestros países se redujera drásticamente.

El urgente interés de la mayoría de los estadounidenses es sacar las tropas estadounidenses de Irak. Irán tiene enorme influencia sobre el gobierno Maliki de Irak—algunos analistas dicen incluso más que EE.UU.—y podría presionar al gobierno iraquí a perseguir más en serio los compromisos políticos que ayudarían a estabilizar el país y facilitar la retirada de EE.UU. Pero es poco probable Irán utilice plenamente su influencia de esta forma, mientras que EE.UU. siga amenazándola con la fuerza militar, una amplia gama de sanciones, y un cambio de régimen.

Del mismo modo, la mayoría de los iraníes quieren que su gobierno se centre en el desarrollo económico, la mejora de las oportunidades de empleo, y que relaje las restricciones a las libertades civiles. Pero es poco probable que estas reformas internas avancen mucho en el actual clima de confrontación, en el que los iraníes están presionados a unirse contra las amenazas extranjeras, y los críticos domésticos del gobierno sean marginados o, peor aún, considerados agentes concientes o inconscientes de una potencia extranjera hostil.

Irán podría hacer algo más que ayudar a estabilizar Irak y facilitar la retirada de tropas de EE.UU. Irán también tiene una influencia significativa con el movimiento Hamas en Palestina y el movimiento Hezbolá en el Líbano, que están enfrentados con la Autoridad Palestina y con el gobierno libanés (ambos apoyados por EE.UU.) respectivamente. Independientemente de lo que pensamos de estos movimientos, tienen gran apoyo popular y es improbable que simplemente desaparezcan. Los conflictos de los cuales forman parte constituyen una fuente importante de violencia e inestabilidad en la región. Irán podría utilizar su influencia con estos movimientos para presionarlos a abandonar el uso de la violencia y centrarse en la actividad política no violenta.

¿Parecen lejanas estas aseveraciones sobre cómo Irán podría trabajar con EE.UU.? Irán ofreció en 2003 una iniciativa diplomática para hacer todas estas cosas. Pero la administración Bush rechazó la iniciativa. Irán cooperó con EE.UU. para derrocar al régimen talibán en Afganistán; su recompensa por esta cooperación fue ser nombrado parte del "eje del mal".

Los estadounidenses también quieren un mayor énfasis en la diplomacia. Una encuesta reciente de USA Today/Gallup encontró que, por un margen de 73 por ciento sobre 18 por ciento, los estadounidenses favorecen los esfuerzos económicos y diplomáticos por sobre la acción militar.

Al establecer condiciones previas para la diplomacia que Irán casi seguro no cumplirá, la administración Bush está haciendo imposible una diplomacia real.

Es arriesgado esperar a que asuma la próxima administración para resolver este problema. A la administración Bush todavía le quedan nueve meses. Durante ese tiempo, si un clima de enfrentamiento entre EE.UU. e Irán continúa, los pequeños incidentes podrían entrar en una espiral fuera de control y podríamos encontrarnos involucrados en otra guerra. O, como algunos predicen, la administración podría ordenar ataques aéreos contra Irán, desencadenando un ciclo de represalias cuyo final es difícil de ver.

La administración Bush se ha mostrado sensible a la presión sostenida del Congreso, que a su vez resulta de la presión pública. El bipartidista Grupo de Estudio de Irak recomendó por unanimidad conversaciones con Irán. En respuesta, la administración Bush comenzó conversaciones limitadas con Irán en relación con Irak, que el gobierno iraquí dice han sido útiles. Estas conversaciones deben ampliarse para incluir todas las cuestiones en disputa entre los dos países. Si los miembros del Congreso escuchasen constantemente de sus electores que se necesita una "oleada" de diplomacia de EE.UU., y no una campaña de bombardeos, la política de EE.UU. podría cambiar, incluso antes de las próximas elecciones.


Robert Naiman escribió este artículo para Una política exterior justa, la edición de verano de 2008 de YES! Magazine. Robert Naiman es coordinador nacional de Just Foreign Policy, que apoya un enfoque multilateral en las relaciones exteriores.
www.justforeignpolicy.org

Traducción por Guillermo Wendorff.
Foto de Robert Naiman
spacer
Imagen de otros articulos sobre el tema: Politica exterior: Mas alla de la super potencia
spacer
Creative Commons License YES! Magazine te invita a usar este artículo de forma gratuita, siguiendo estos pasos fáciles.

Email Signup
Una política exterior justa
Comment on this article

How to add a commentCommenting Policy

comments powered by Disqus


You won’t see any commercial ads in YES!, in print or on this website.
That means, we rely on support from our readers.

||   SUBSCRIBE    ||   GIVE A GIFT   ||   DONATE   ||
Independent. Nonprofit. Subscriber-supported.




Current Issue Footer

Personal tools